Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]

Champions League

El Real Madrid remontó frente al Bayern en el último suspiro para imponerse por 2-1 en la vuelta de semifinales de la Champions League y ganarse el billete para disputar la final del próximo 1 de junio en Wembley frente al Dortmund. El partido prometía ser una de las grandes citas del año y en la primera parte no defraudó. El Madrid deseó llevar el peso del choque y amontonó la posesión a lo largo de una gran parte del primer acto. Mas los blancos no se limitaron a tener la pelota.
El Borussia Dortmund va a jugar la final de la Liga de Campeones 2023-24 tras ganar este martes al Paris Saint-Germain (0-1) en el partido de vuelta de las semifinales, en el que un gol Mats Hummels, uno de los únicos supervivientes de la final de 2013, bastó a los de Edin Terzic para disputar el duelo terminante por la segunda 'Orejona'.

Una malísima primera parte y la carencia de puntería complicaron las opciones del PSG en la Champions. Los de Luis Enrique se llevaron un trastazo en su visita a Alemania, donde Füllkrug se levantó como héroe anotando el único gol de partido. Desde los primeros momentos del partido se pudo ver a un Borussia Dortmund muy cómodo sobre el césped. La movilidad de Brandt en la mediapunta, la habilidad de Sancho en la derecha y la velocidad de Adeyemi parecían complicar poco a poco más a los parisinos con el paso de los minutos.

Es la historia de cada temporada: te cruzas con el contrincante que absolutamente nadie desea, te ilusionas, te chocas con la realidad, te aterrizan por fuerza y te despiden sin piedad. A prácticamente todos les pasa cuando se define la Champions League. Y Bayern Munich no fue la excepción: se subió al ring contra Real Madrid y padeció un golpe duro, mas se empleó a fondo para reaccionar bien, para remontar, para soñar con un trastazo y, así solamente, en un pestañeo, lo castigó el preferido en la ida de la semifinal de la Champions League: la victoria ideal terminó en un 2-2 que sí, deja abierta la llave, mas no tanto cuando se sabe que la vuelta hay que ir a jugarla al Santiago Bernabéu.